Cual es la responsabilidad del cazador con la cinegética

cazar de forma responsable

Desde muchos ámbitos de la sociedad se critica la caza como un deporte despiadado y que solo hace esquilmar la fauna salvaje de nuestros países.

La responsabilidad de los cazadores porque son los primeros interesados en conservar las especies cinegéticas, llevando a cabo durante todo el año acciones para el mantenimiento del coto de caza, desde señalizar las lindes hasta revisar los comederos surtiendo de alimento tanto a especies de gaza menor como mayor.

El buen cazador, no el llamado “mataliebres” debe mostrar su respeto por el medioambiente, la naturaleza y el respeto al animal, solo cazando aquellos que no entorpezcan la reproducción de la especie.

En muchos cotos se limita el número de piezas que puede abatir cada cazador y es habitual ver a expertos cazadores con la percha  portacazas semivacío y eso debido a que no disparan a todo lo que encuentran sino solo a cubrir el cupo del día, asegurando así que la temporada del año siguiente habrá piezas para seguir saliendo al campo.

El cuidado por el hábitat de las especies se traduce en no molestar a las liebres, ciervos y demás en aquellas zonas que les sirve para reproducirse, solo “patear” los cazaderos habilitados para el efecto, nunca traspasando dichos limites para no molestar a las hembras

Las vainas de caza siempre se deben recoger ya que no son biedegradables y debemos compatibilizar las salidas al campo por un respeto a las flora del entorno natural.

La aparición de furtivos cazando, tanto con escopeta, rifle o galgo debe ser perseguido y dar aviso inmediato a los guardas forestales para que impidan que se prosiga con dicha actividad así como impongan las debidas sanciones administrativas reguladas en la normativa reguladora de la caza

 

Cuando se practica la cinegética las medidas de seguridad deben extremarse siendo responsable cada cazador del correcto uso de sus armas de fuego, al establecer contacto con otros cazadores se debe abrir la escopeta y tener el seguro puesto para evitar posibles accidentes de caza (que todos los años durante la veda de caza se tienen noticia de varios de ellos)

En las monterías se debe ser consciente de que se está en un entorno donde la vegatación puede impedir detectar la presencia de otros compañeros de lances, o de los rehaleros, por lo que el disparo solo debe producirse en claros del bosque y siempre con total visibilidad, absteniéndose de abrir fuego si la visibilidad no es plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *